La bodega „Ratskeller“ en Munich – Un ostentoso restaurante con tradición

primavera-parasol-caravita-ratskeller-munich-alemania-04

La bodega „Ratskeller“ en Munich ya es por sí sola un lugar frecuentado por los turistas debido a su céntrica ubicación en el centro de la ciudad. Como su nombre indica, se encuentra debajo del ayuntamiento de Munich. Debido al aumento de la población, en el año 1867 se decidió trasladar el ayuntamiento a este lugar y construir un restaurante en la bodega. La idea fue aceptada y el edificio se inauguró en 1874.

Ya por entonces, el comedor era un laberinto de seis bóvedas. Los techos y paredes estaban adornados con 48 cuadros y otras representaciones que cuentan la historia de Munich y su conocida tradicción del consumo de cerveza. Muchas de las pequeñas obras de arte están diseñadas de forma especialmente humorística, de acuerdo con el carácter de Baviera, para así elevar la cerveza tan mundialmente conocida a la venerable cultura.

primavera-parasol-caravita-ratskeller-munich-alemania-11

No sólo la decoración interior es muy curiosa, sino que también lo son los antiguos precios de los alimentos y bebidas, que aparecen en su página web original. De costar entonces un litro de cerveza 26 pfening, a los orgullosos 10,00 € que cuesta actualmente el litro en el Oktoberfest.

Desde su aperuta el Ratskeller ha sido ampliado y renovado constantemente. Además de sus seis bóvedas, ahora tiene muchas otras salas que están conectadas entre sí. Los residente y los turistas de Munich se quedan asombrados al deambular por salas con temáticas completamente diferentes, mientras van de camino a su mesa. El “pantano” con su bóveda delicadamente pintada parace casi oriental, mientras que la bodega “bacchus” con un verdadero estilo bávaro, abre el apetito para algún plato tradicional.

En lo referido a lo culinario, el Ratskeller no deja nada que desear. Además de los clásicos de la cocina casera bávara, siempre hay nuevos platos inspirados en las cocinas de todo el mundo. Aquellos que no quieran aventurarse en las profundidades del restaurante, pueden sentarse en su patio interior. Lejos de las multitudes del centro de Marienplatz, las ventanas góticas del ayuntamiento, se dejan ver por todos los lados. El punto de atracción del patio interior lo conforma la escalera de caracol de piedra, que cuenta la historia de la humanidad con diferentes figuras.

Para tomar un café con tarta, una de las costumbres más típicas de Alemania, se puede hacer bajo la sombra de los brillantes parasoles Primavera de CARAVITA, y asu vez una de las actividades más frecuentes de Munich: ver y ser visto por los viandantes.

primavera-parasol-caravita-ratskeller-munich-alemania-01

Primavera Premium 2 m redondo, varillaje RAL 9016 blanco, tela acrílica U707, ribete E404 burdeos, con volante suelto, inclinable.

La Bodega Korkenzieher – Un agradable ambiente entre casas idílicas de madera

Big Ben 2 medidas: 4 x 5 m, varillaje RAL 8011 marrón nuez, tela acrílica WP U801 beige, ribete E805 marrón nuez

En Nordhein-Westfalen an der Ruhr, se encuentra la pequeña ciudad de Herdecke, con sus raíces del siglo 18. Con este atrativo, la ciudad atrae a incontables turistas. Herdecke es sobretodo conocida por sus casas de madera que dan la imagen a la ciudad. Los edificios originales han sido cuidadosamente conservados por sus propietarios siendo encantadores por igual para los hogareños y los visitantes.

Además de su arquitectura memorable, Herdecke ofrece también numerosas rutas de ciclismo y senderismo. Si después de un largo paseo, por ejemplo hasta el el viaducto de Herdecke, le entra el hambre, podrá encontrar directamente al lado del río muchas alternativas, como puede ser la Bodega Korkenzieher en la que se ofrecen pequeños platos en un acogedor ambiente.

Ya sea un desayuno abundante con amigos o un gofre con la familia, el Restaurante Korkenzieher es justo la opción correcta para aquellos que parecian la mezcla perfecta entre un servicio amable y una deliciosa comida. Una buena carta de vinos es también una necesidad para los amantes del vino. En caso de que no pueda decidirse puede también hacer una degustación de vino. Esto lo puede elegir usted mismo y junto a cada vino se le servirá un pequeño snack.

Los clientes de la bodega que quieran tener vistas a las casa de ensueño de madera, pueden hacerlo frente al restaurante bajo dos grandes sombrillas CARAVITA. Con lluvia o con sol, aquí las vistas idílicas, la exquisita comida y los selectivos vinos, garantizan una experiencia especialmente bonita.

Un confort máximo para la temporada de invierno

Incluso ahora que ya la temporada de verano ha pasado, sigue valiendo la pena para el sector de la hostelería disponer de mesas al aire libre para sus clientes. En especial cuando los árboles empiezan a teñirse de amarillo y rojo y el viento llega más frío con la llegada del otoño, es un gran momento para poder disfrutar de un ambiente agradable en el exterior.

Para estar preparado para cualquier situación que surja en lo referido al clima, se debería comenzar a mirar ahora las soluciones para ello. Independientemente de si llueve, hace frío, viento o es de noche, los parasoles CARAVITA y sus accesorios ayudan al hostelero en otoño e invierno para poder ofrecer el mayor confort a sus clientes. Las telas de gran calidad 100% acrílicas, aseguran que una lluvia inesperada no afecte a los clientes que están en la terraza. Adicionalmente se pueden conectar los parasoles entre sí con canalones para evitar que entre la lluvia entre los parasoles.


Pero esto no es todo. Todos los parasoles CARAVITA se pueden equipar con sistemas de calefacción SOLAMAGIC. Estos pueden engancharse a las varillas o al mástil de todos los modelos de parasol. El parasol Big Ben destinado principalmente al sector de la hostelería, puede incluso llevar ya integrado el cableado por dentro de la estructura haciéndolo así inapreciable a la vista. De este modo se pueden sustituir los calefactores externos de trípode, por unos más seguros y eficientes enérgicamente. La comida en su restaurante favorito se transformará así para los clientes en una auténtica y confortable experiencia otoñal.

También para los días de viento, CARAVITA ofrece la mejor solución. Con su estructura extremadamente robusta, el parasol Big Ben es también la primera opción para terrazas en las que el viento sople a menudo. La versión 3×3 m resistió en el canal de viento a rágafas de hasta 100km/h y garantiza así una seguridad para los hosteleros, trabajadores y clientes. A pesar de esto, todos los parasoles deben de cerrarse en caso de vientos fuertes.

Para las horas nocturnas o días nublados, CARAVITA ofrece la posibilidad de equipar todos sus parasoles con iluminación. Puede montarse con posterioridad o en el caso del parasol Big Ben, pueden integrarse directamente sobre las varillas con cableado interior. Gracias a la posibilidad de este modelo de añadirle líneas de LED en las varillas, una ronda de café en los días más nublados o algún evento nocturno serán mucho más confortables. Estas líneas de LED están disponibles en blanco cálido, frío o con cambio de color y mediante un mando a distancia pueden encenderse, apagarse o regular la intensidad.

Con todas sus opciones de equipamiento, los parasoles CARAVITA no sólo optimizan su terraza ópticamente sino que también lo hacen de modo práctico, ayudándole a optimizar la zona exterior para la temporada de invierno.

Encuentre ahora la solución perfecta para su zona exterior.

Restaurante “Capriccio” – Serenidad italiana en medio de la gran ciudad de Berlín

En el barrio berlinés de Grunewald, se encuentra un pequeño local que aporta en medio de la gran ciudad su encanto italiano – el “Restaurante Capriccio”. El restaurante italiano no era sólo frecuentado por el antiguo canciller Helmut Kohl, sino también la actual canciller alemana Angela Merkel y su antecesor Gerhard Schröder son bienvenidos en el local.
El dueño David Kajat ha transformado la antigua estación en un local de moda. Su interior y su exterior, así como su oferta culinaria están creadas con ese ambiente italiano que lo caracteriza. Todos los días los clientes se convencen de su calidad.


La zona exterior está rodeada de robles que aportan una atmósfera tranquila en medio de la ajetreada vida de la ciudad de Berlín. En los días más calurosos se puede comer algo cómodamente en una mesa con un ambiente decorado con flores Oleander. Además la terraza está cubierta por un Amalfi QUADRO en rojo para que combinen a la perfección con el ambiente mediterráneo. Con el mastil QUADRO se pueden colocar 4 parasoles sobre un mismo mástil para cubrir una zona mayor.


Una cosa es segura – el “Restaurante Capriccio” no convence sólo por su oferta culinaria y de bebidas sino también porque invita a sus clientes a sentarse en una ecantadora terraza bajo el impresionante parasol de CARAVITA, un lugar acogedor para disfrutar del verano.
De sombra a sus clientes en otoño con el Big Ben con iluminación y calefacción integradas.

“Hans im Glück” hamburguesas originales para chuparse los dedos

“Hans im Glück” (Juan de la suerte – Cuentos de Grimm) se ha propuesto un nuevo objetivo: regalar a sus clientes grandes momentos de felicidad disfrutando de sus diferentes creaciones de hamburguesas. Una hamburguesa clásica de carne de ternera o una creación vegetal con avocado – en la filial de la calle Luisenstraße en Munich, el cliente de “Hans im Glück” encontrará lo que más se adapte a sus gustos.
Ya al medio día se nota que el ambiente empieza a crecer. Rápidamente se comienza llenar el patio del restaurante con clientes que disfrutan al aire libre de su hamburguesa bajo la sombra del parasol Samara de CARAVITA. Para los clientes es un placer permanecer durante más horas en la terraza, estando tan cómodos al aire libre.

"Hans im Glück"
“Hans im Glück”