La Bodega Korkenzieher – Un agradable ambiente entre casas idílicas de madera

Big Ben 2 medidas: 4 x 5 m, varillaje RAL 8011 marrón nuez, tela acrílica WP U801 beige, ribete E805 marrón nuez

En Nordhein-Westfalen an der Ruhr, se encuentra la pequeña ciudad de Herdecke, con sus raíces del siglo 18. Con este atrativo, la ciudad atrae a incontables turistas. Herdecke es sobretodo conocida por sus casas de madera que dan la imagen a la ciudad. Los edificios originales han sido cuidadosamente conservados por sus propietarios siendo encantadores por igual para los hogareños y los visitantes.

Además de su arquitectura memorable, Herdecke ofrece también numerosas rutas de ciclismo y senderismo. Si después de un largo paseo, por ejemplo hasta el el viaducto de Herdecke, le entra el hambre, podrá encontrar directamente al lado del río muchas alternativas, como puede ser la Bodega Korkenzieher en la que se ofrecen pequeños platos en un acogedor ambiente.

Ya sea un desayuno abundante con amigos o un gofre con la familia, el Restaurante Korkenzieher es justo la opción correcta para aquellos que parecian la mezcla perfecta entre un servicio amable y una deliciosa comida. Una buena carta de vinos es también una necesidad para los amantes del vino. En caso de que no pueda decidirse puede también hacer una degustación de vino. Esto lo puede elegir usted mismo y junto a cada vino se le servirá un pequeño snack.

Los clientes de la bodega que quieran tener vistas a las casa de ensueño de madera, pueden hacerlo frente al restaurante bajo dos grandes sombrillas CARAVITA. Con lluvia o con sol, aquí las vistas idílicas, la exquisita comida y los selectivos vinos, garantizan una experiencia especialmente bonita.

Un confort máximo para la temporada de invierno

Incluso ahora que ya la temporada de verano ha pasado, sigue valiendo la pena para el sector de la hostelería disponer de mesas al aire libre para sus clientes. En especial cuando los árboles empiezan a teñirse de amarillo y rojo y el viento llega más frío con la llegada del otoño, es un gran momento para poder disfrutar de un ambiente agradable en el exterior.

Para estar preparado para cualquier situación que surja en lo referido al clima, se debería comenzar a mirar ahora las soluciones para ello. Independientemente de si llueve, hace frío, viento o es de noche, los parasoles CARAVITA y sus accesorios ayudan al hostelero en otoño e invierno para poder ofrecer el mayor confort a sus clientes. Las telas de gran calidad 100% acrílicas, aseguran que una lluvia inesperada no afecte a los clientes que están en la terraza. Adicionalmente se pueden conectar los parasoles entre sí con canalones para evitar que entre la lluvia entre los parasoles.


Pero esto no es todo. Todos los parasoles CARAVITA se pueden equipar con sistemas de calefacción SOLAMAGIC. Estos pueden engancharse a las varillas o al mástil de todos los modelos de parasol. El parasol Big Ben destinado principalmente al sector de la hostelería, puede incluso llevar ya integrado el cableado por dentro de la estructura haciéndolo así inapreciable a la vista. De este modo se pueden sustituir los calefactores externos de trípode, por unos más seguros y eficientes enérgicamente. La comida en su restaurante favorito se transformará así para los clientes en una auténtica y confortable experiencia otoñal.

También para los días de viento, CARAVITA ofrece la mejor solución. Con su estructura extremadamente robusta, el parasol Big Ben es también la primera opción para terrazas en las que el viento sople a menudo. La versión 3×3 m resistió en el canal de viento a rágafas de hasta 100km/h y garantiza así una seguridad para los hosteleros, trabajadores y clientes. A pesar de esto, todos los parasoles deben de cerrarse en caso de vientos fuertes.

Para las horas nocturnas o días nublados, CARAVITA ofrece la posibilidad de equipar todos sus parasoles con iluminación. Puede montarse con posterioridad o en el caso del parasol Big Ben, pueden integrarse directamente sobre las varillas con cableado interior. Gracias a la posibilidad de este modelo de añadirle líneas de LED en las varillas, una ronda de café en los días más nublados o algún evento nocturno serán mucho más confortables. Estas líneas de LED están disponibles en blanco cálido, frío o con cambio de color y mediante un mando a distancia pueden encenderse, apagarse o regular la intensidad.

Con todas sus opciones de equipamiento, los parasoles CARAVITA no sólo optimizan su terraza ópticamente sino que también lo hacen de modo práctico, ayudándole a optimizar la zona exterior para la temporada de invierno.

Encuentre ahora la solución perfecta para su zona exterior.

El negocio tradicional Kirchtag – Una protección para todas las ocasiones

En el corazón del casco antiguo de Salzburgo, se implantó un fabricante de paragüas, que hoy en día pertenece a los negocios más valorados de la ciudad.

Fundada por el bisabuelo, tomada después por el padre y ahora dirigida por el hijo, la empresa Kirchtag es un auténtico negocio familiar, que durante más de 100 año ha fabricado y vendido con orgullo paragüas hechos a mano. El negocio en la calle Gretreidegasse, es tan conocido como querido. El muro de más de 1.000 años que traspasa la tienda, es una verdadera joya.

La producción de los paragüas se realiza por completo a mano, con altos estándares de calidad. Los bastones de los paragüas son de distintos tipos de maderas nobles (p.ej. arce, cerezo, fresno, roble o nogal americano, ébano o palo de rosa ) y se doblan mediante el uso de vapor. La detallada elaboración se lleva acabo en el propio taller, que se encuentra en el mismo edificio que la tienda, así como el taller de costura en el que se hacen las telas para los paragüas. La calidad y el cariño al detalle, se pueden notar en cada pieza. Aquel que tenga el paragüas en la mano, entenderá enseguidad que la pieza de alta calidad y fabricada con materias nobles, es inigualable.

CARAVITA cuenta desde hace mucho años con la empresa Kirchtag entre sus distribuidores más cercanos. El director Andreas Kirchtag se encarga de la venta de los parasoles de alta calidad CARAVITA y apoya siempre al cliente asesorándole. Debido a la gran calidad y profesionalidad, la empresa cuenta con muchos clientes fieles y conocidos.

Entre algunos ejemplos están el famoso “M32” situado sobre la montaña Mönchsberg, el tradicional restaurant “Sternbäu” cercano a la muy conocida calle Getreidegasse, así como la filial del restaurante “L´Osteria”. Allí se decidieron por dos parasoles del modelo Big Ben con iluminación integrada “Elegance“, que combinaban a juego con el rojo del logo de la marca. La pasta y las pizzas saben especialmente bien, estando protegido del intenso sol y de la lluvia, en el maravilloso ambiente del casco antiguo de la ciudad de Salzburgo. La agradable iluminación del parasol, invitan a disfrutar de la noche de Salzburgo mientras de bebe una copa de vino.

¡Así de sencillo es cambiar la tela de su parasol!

parasol-caravita-tela-de-toldo-premium-acrilica-lluvia

En la gastronomía la resistencia a las condiciones meteorológicas y la estabilidad de los parasoles tienen aún una mayor importancia. Porque dónde el bienestar del cliente es lo principal se tiene que cuidar cada detalle para asegurar un ambiente perfecto.

Para que su parasol pueda tener tras muchos veranos de uso, la misma apariencia del primer día, se puede cambiar la tela o limpiarla.
Con la ayuda de unas cortas intrucciones, le mostramos lo sencillo que es desmontar la tela, para que la pueda reemplazar, reparar o limpiar.


La
tela del parasol es acrílica de alta calidad. Manden la tela a CARAVITA para su limpieza o realicela usted mismo, en este caso tenga en cuenta las indicaciones de lavado que puede encontrar en la tela, para así evitar fallos y que la calidad no se vea afectada.

¿Necesita una nueva tela?

¿Quiere que su parasol brille durante la nueva temporada? Escoja entre más de 100 colores disponibles de nuetro muestrario y atraiga todas las miradas hacia su terraza. ¡Comience con buen pie la nueva temporada con una nueva tela CARAVITA sobre su parasol!

¡Con CARAVITA contra el clima!

sonnenschirm-big-ben-wetterschutz-raucherpause-lille-frankreichUna buena protección contra las condiciones climáticas, está directamente unida al éxito de un negocio de hostelería. Junto a la aportación de sombra tienen también que garantizarse la protección contra la lluvia y contra el frío, para lograr así clientes satisfechos.

Para no tener que desmontar la terraza y con ello acabar con una acogedora ronda de comida y bebida por la noche, por un poco de lluvia, los negocios de hostelería han estado esperando durante mucho tiempo una solución, como lo es por ejemplo el parasol Big Ben de CARAVITA destinado a un uso profesional.

Su tamaño de hasta 5 x 7 m, y su increíble tenacidad hacen del Big Ben una apuesta segura para asegurar un ambiente confortable y acogedor. En la parte superior se puede elegir entre una gran variedad de telas. Las telas de toldo acrílica de alta calidad, que garantizan protección frente a pequeñas lloviznas, así como la versión impermeable, que protege de las lluvias más fuertes, están disponibles en muchos y diferentes colores. Otra característica especial es la opción de equipar su parasol con iluminación y calefacción integradas. Con un cálido ambiente y una iluminación agradable, la cuál está disponible en diferentes colores, nada queda a la deriva y la temporada de verano no tiene porque acabar tan pronto.

El parasol CARAVITA Big Ben no sólo estimula con su versátil equipamiento sino también está preparado para cualquier inclemencia del tiempo y es la solución perfecta para cualquier hostelero.

Empieza la temporada con el parasol para la gastronomía Big Ben

El Big Ben de CARAVITA se presenta como un funcional parasol para la gastronomía con una robustez extrema. El parasol de los profesionales, resistió a vientos de hasta 100km/h en su versión 3x3m! Disponible en muchas medidas, el Big Ben es una óptima opción tanto para las grandes terrazas como para las zonas exteriores estrechas de pequeños bares. Las numerosas opciones extras como canalones, cortinas laterales, publicidad y sistemas de iluminación y calefacción integrados, hacen del Big Ben un genio multifuncional que todo lo puede.

Vídeo Big Ben

Vídeo Big Ben Túnel de Viento

Big Ben, hotel Kempinski, Frankfurt, Alemania
Big Ben, hotel Kempinski, Frankfurt, Alemania
 Big Ben, hotel Kempinski, Frankfurt, Alemania con calefacción y iluminación
Big Ben, hotel Kempinski, Frankfurt, Alemania con calefacción y iluminación

Las Vegas – Delicias culinarias en el Desierto de Nevada

En medio de las tierras del Desierto de Nevada se encuentra una radiante joya – Las Vegas! Con buena y mala fama a partes iguales, la ciudad está desde hace años, en boca de todos. Sin embargo, al lado de sus casinos y de su loca vida nocturna, el “Strip” ,en la ciudad del desierto, tiene muchas más planes de ocio que ofrecer en los días calurosos.

Donde antes de encontraban los viejos casinos, se sitúa ahora un gigantesco palacio donde los visitantes pueden elegir entre numerosas ofertas entretenimiento, arte, spa, saunas y lujo. Este gran complejo de edificios lo forman gigantescos hoteles, magníficos casinos, kilómetros interminables de tiendas e impresionantes atracciones. Muchos visitantes se quedan impresionados cuando descubren esta increíble zona de ocio.

En la zona central del complejo se encuentra el gigantesco Hotel “Caesar’s Palace”, cuyo nombre se deriva de la temática del ambiente del complejo, inspirado en la riqueza de la antigua Roma. Esto se refleja también en la arquitectura de los edificios. Ingeniosamente decoradas, las fachadas blancas compuestas por hileras de columnas y rematadas con frontones triangulares, conforman la estructura exterior del Caesars Palace. Esto lo completan un extenso números de estatuas de romanos, olivos y grandes fuentes por todo el recinto.

En la decoración del interior, juegan también un papel importante el antiguo arte romano y el amor a la vida. Las paredes de mármol, junto con los fuertes pilares y estatuas gigantescas decoran el interior del hotel.

Una de las atracciones más interesantes del Caesars Palace son los llamados Forum Shops. En una superficie total de tres plantas, las calles empedradas, que conducen a los visitantes hacia más de 160 boutiques de alta gama y tiendas, están cubiertas por un impresionante cielo artificial. Lujo, moda, joyería, arte o belleza, casi todas las marcas de alta gama están en esta peculiar calle romana. Al cruzar la calle. Los visitantes se encuentran con grandes espacios públicos, grandes fuentes así como estatuas de los dioses y del César, llenas de fantasía. También allí se encuentran diversos bares y restaurantes en los que disfrutar, bebiendo o comiendo, de esa atmósfera especial.

Uno de estos locales es el Planet Hollywood. Esta cadena de restaurantes, es conocida por su concepto único de ambientar sus locales en el diseño e instalaciones de la Fábrica de sueños de Hollywood. En cada restaurante están expuestos diferentes objetos que se utilizaron en las películas más conocidas de Hollywood. Y por supuesto, en estos restaurantes, no puede faltar la clásica comida americana. Por ello se encuentran en la carta distintas creaciones de hamburguesas, pasta, ensaladas o sandwiches.

Quien prefiera sin embargo disfrutar del aire libre, lo puede hacer también en los balcones situados en las dos plantas del Planet Hollywood. Las vistas a los jardines mediterráneos convencen al igual que lo hacen el acogedor ambiente entre los verdes olivos y la arquitectura romana.

El hecho de que en el Caesars Palace no se escatime en lo referido a diseño y calidad, se refleja también en la protección contra el caluroso sol del desierto. Para en balcón inferior se eligió la opción de seis sombrillas cuadradas del modelo Samara Plus. En el balcón superior se colocaron 3 parasoles del modelo,con el mástil a un lado, Amalfi Plus y dos grandes sombrillas Big Ben. La decisión de que fuese el color rojo el elegido para todos los parasoles, se decidio no sólo para que combinase perfectamente con el entorno, sino también para tener un parte propia del especial ambiente del Hotel Caesars Palace.

PANO – Una combinación entre tradición y modernidad

En el corazón de Baviera justo a orillas del Danubio, se encuentra Ingolstadt. La pequeña ciudad de alrededor de 130.000 habitantes, es conocida por todos por su riqueza cultural y su maravilloso casco antiguo.

Uno de los comercios tradicionales de Ingolstadt es la Panadería Hackner. La primera panadería de este negocio familiar fue fundada hace más de 60 años por Anton Hackner. Hoy en día cuenta con más de 30 filiales que son dirigidas por la tercera generación de la familia Hackner; en su logo aparecen todavía los pícaros Max & Moritz. Con el lema “quién bien hornea, bien cocina” la empresa familiar ha fundado PANO.

En PANO se combinan los conceptos de bollería, café y bar. Al lado del pan recién horneado, se quiere también ofrecer al cliente la posiblidad de elegir entre una gran variedad de comida sencilla, en un acogedor ambiente. En la carta también se pueden encontrar platos clásicos asi como comida mediterránea.

Desayunar un croissant recién horneado acompañado de zumo de naranja recién exprimido. Deliciosa pasta o una pizza crujiente para la comida o la cena. Tartas, pasteles o bollería acompañados de un café o un tee caliente al mediodía. En la carta de PANO encontrará siempre lo que le apetezca en cada momento.

Quienes prefieran comer o beber su café al aire libre, pueden hacerlo también en la terraza de PANO. Alli los clientes se encuentran entre el colorido de las plantas y flores y bajo la sombra de tres grandes sombrillas blancas Big Ben. Rodeada de setos verdes, altos árboles y bajo la sombra de tres grandes parasoles, la terraza de PANO te invita a disfrutar del verano.

Acontecimientos con Caravita

La semana pasada, nuestra oficina en Charleston, Carolina del Sur, fue al Paseo de Diseño. Muchos residentes de esta comunidad apoyan el diseño y fueron atraídos de todas partes de Charleston. Todos los negocios de diseño en la calle King abrieron sus puertas para este evento.  Los invitados pudieron entrar cada negocios gratis para comer, tomar vino, y ver los diseños de estas interioristas. El Paseo de Diseño es uno de números eventos en Charleston que se une la comunidad y la gente que le interesan en diseño y arte.

Nosotros visitamos Dwelling.  Este interiorista ofrece una decoración sofisticada con líneas limpias y la elegancia clásica. Dwelling se describe como Glamour. Eterno. Sostenible. Intentamos  trabajar con el interiorista en sus proyectos de terrazas y patios de casas residenciales  en Charleston y otras partes de los Estados Unidos en los próximos meses.

Por la primera vez, Caravita asistirá al IFAI Expo en Orlando, Florida.  Visítenos en Mostrador #253, el 27-29 de Octubre (hoy). Estamos mostrando el Supremo del mástil central y el Belvedere con el mecanismo de apertura de última generación.  No puede perder su mostrador con estas sombrillas grandes!

También el expo ofrece la Conferencia de Textiles Avanzados incluyendo la  7 ª Conferencia Internacional sobre Seguridad y Protección de Tejidos. Esperamos aprender más de la última tecnología y expandir nuestra negocio en otras partes del mundo.

Durante su visita aquí también vemos nuestra última instalación en un restaurant mexicano que se llama Fresh Lime Mexican Restaurant. En este proyecto, dos sombrillas rectangulares de Big Ben de 3.5×4.5 metros fueron instaladas. Los dos tienen mástiles centrales y proporcionan un gran sombra sobre las mesas en este patio.

Jardines Mariani

La Riviera con techo antiviento.

Con Caravita se puede comprar sombrillas de patio de muchos colores y estilos. Mire los diseños distintos  de nuestras sombrillas y las opciones de personalización para nuestros clientes. Las fotos mostradas en este blog  son las sombrillas expuestas en los Jardines Mariani en Nueva York. Se puede ver una sombrilla más tradicional como la Samara con volantes o una más moderna como una Riviera con techo antiviento.  También, mire los diseños de apoyo. Fabricamos todas nuestras sombrillas con mástiles centrales como el Big Ben o clásica oscilante como el Amalfi.

La Samara con volantes
El Big Ben con mástil central
La Riviera con techo antiviento.
El Amalfi clásica oscilante