Restaurante “Capriccio” – Serenidad italiana en medio de la gran ciudad de Berlín

En el barrio berlinés de Grunewald, se encuentra un pequeño local que aporta en medio de la gran ciudad su encanto italiano – el “Restaurante Capriccio”. El restaurante italiano no era sólo frecuentado por el antiguo canciller Helmut Kohl, sino también la actual canciller alemana Angela Merkel y su antecesor Gerhard Schröder son bienvenidos en el local.
El dueño David Kajat ha transformado la antigua estación en un local de moda. Su interior y su exterior, así como su oferta culinaria están creadas con ese ambiente italiano que lo caracteriza. Todos los días los clientes se convencen de su calidad.


La zona exterior está rodeada de robles que aportan una atmósfera tranquila en medio de la ajetreada vida de la ciudad de Berlín. En los días más calurosos se puede comer algo cómodamente en una mesa con un ambiente decorado con flores Oleander. Además la terraza está cubierta por un Amalfi QUADRO en rojo para que combinen a la perfección con el ambiente mediterráneo. Con el mastil QUADRO se pueden colocar 4 parasoles sobre un mismo mástil para cubrir una zona mayor.


Una cosa es segura – el “Restaurante Capriccio” no convence sólo por su oferta culinaria y de bebidas sino también porque invita a sus clientes a sentarse en una ecantadora terraza bajo el impresionante parasol de CARAVITA, un lugar acogedor para disfrutar del verano.
De sombra a sus clientes en otoño con el Big Ben con iluminación y calefacción integradas.